#Turismo | ¡CUIDADO! UNA JOYA TURÍSTICA EN PROBLEMAS


El Parque Nacional Manuel Antonio es uno de los sitios más importantes turísticamente hablando en nuestro país, generando unos $7 millones al año, lo que lo convierte en el Parque más visitado de toda Centro América.

El Parque Nacional Manuel Antonio es uno de los sitios más importantes turísticamente hablando en nuestro país, generando unos $7 millones al año, lo que lo convierte en el Parque más visitado de toda Centro América. El Parque Nacional Manuel Antonio es uno de los sitios más importantes turísticamente hablando en nuestro país, generando unos $7 millones al año, lo que lo convierte en el Parque más visitado de toda Centro América.



Aunque estos datos son sorprendentes, lo que sorprende aún más son los graves problemas en la agestión de los recursos, pues según la ley el 50% de los ingresos del parque debe ir destinado al desarrollo y manutención del mismo y el otro 50% al pago de las tierras que fueron expropiadas por el Gobierno para ser protegidas y formar parte del parque, sin embargo, el parque presenta serios problemas de infraestructura y mantenimiento pero, ¿porqué sucede esto, si sus ingresos son tan altos? Pues los vecinos y empresarios consideran que esta situación no es un problema de dinero sino de gestión.



Según SINAC (Sistema Nacional de Áreas de Conservación) quien es la dependencia del MINAET encargada de la administración de los parques nacionales en Costa Rica y que administra ese 50 % que según la ley debe ir destinado para el mantenimiento del parque y esta siendo distribuido en otros parques nacionales, dejando a Manuel Antonio en condiciones críticas de manutención.


A esto se le suma uno de los problemas más serios del destino como lo son las ventas ambulantes. Las autoridades han tratado de erradicar este tipo de ventas, pues dan una pésima imagen al destino y representan un peligro para el turista tanto nacional como extranjero, pues muchos aseguran que son abordados y hasta amedrentados por los vendedores para que consuman de sus productos, generando presión o prácticamente obligando al turista a comprar,  las grandes filas que se generan a raíz de esto en la entrada, donde los turistas deben esperar bajo un implacable sol para acceder al parque.



La preocupante situación de recursos y manutención aunada al serio problema de acceso al parque por los puestos de ventas ambulantes es algo que está afectando en gran manera y desde hace años a este importante destino turístico, si dudas son situaciones que se pueden presentar en cualquier lugar de gran acojida turística y que se deben prevenir antes de que sea demasiado tarde.


#ZonaAltaMedios

© 2018 por Zona Alta Medios

Eres nuestro visitante número